"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Resumen: Litiasis renal: Apoyo radiológico en el diagnóstico

La litiasis urinaria es la tercera enfermedad más común del tracto urinario. Los cálculos urinarios son agregados pilicristalinos constituidos por cantidades variables de cristaloides y una cantidad reducida de matriz orgánica. Hay cinco tipos de litos principales: oxalato de calcio, fosfato de calcio, estruvita, ácido úrico y cistina.

Los síntomas más comunes son dolor agudo en flanco, con recuperación rápida al pasar el lito. Los litos impactados en la unión ureteropiélica condicionan dolor en flanco, las localizadas en el uréter proximal condicionan dolor en flanco con irradiación a genitales: los litios localizados en la unión ureterovesical condicionan urgencia urinaria con malestar supra púbico y causan dolor con irradiación a la ingle y genitales.

Los sígnos y síntomas asociados son hematuria micro y macroscópica, náusea y vómito.

La biometría hemática completa y el exámen general de orina deben realizarse para descartar presencia de infección.

La determinación del pH urinario nos orientará a conocer el tipo del cálculo; el pH menor de 5.5 sugiere ácido úrico y cistina y el pH superior a 7.2 se relaciona con cálculos de estruvita.

La recolección de orona de 24 horas se realiza para determinar anormalidades en litiasis recurrentes, litiasis en pacientes pediátricos y para tratar de identificar los factores de riesgo para guiar el manejo.

La radiopacidas de los litos es directamente proporcional a la concentración de sales cálcicas dentro de la matriz y a su tamaño. La mayoría son radiopacos.

Los cálculos de ácido úrico o costina son radiolúcidos y no pueden visualizarse en la radiografía convencional.

La urografía convencional permite la documentación de la litiasis y la anatomía del tracto urinario superior.

En el ultrasonido los cálculos de ácido úrico son ecogénicos y presentan sombra acústica posterior. Los litos menores de 3 mm son difíciles de identificar o incluso imposible.

La tomografía simple tiene un alto grado de sensibilidad (95 al 98%) y especificidad (96 al 100%) en el diagnóstico de la urolitiasis.

La resonancia magnética no tiene utilidad práctica en la evaluaciòn de la litiasis.

Los factores a considerar para la intervención urológica son: su localización, tamaño del cálculo, composición y sintomatología del paciente.

Los litos en el sistema colector son tratados con litotripsia, ureteroscopía con litotripsia, es un procedimiento transuretreral con uso de láser, litotriptores neumáticos o electrohidráulicos.

Esta indicado en litios de 0.5 a 1.5cm de diámetro, hasta 2 cm como máximo.

Los litos de ácido úrico pueden tratarse mediante alcalinización de la orina como primera línea de tratamiento.

BIBLIOGRAFÍA

  • LITIASIS RENAL: APOYO RADIOLÓGICO EN EL DIAGNÓSTICO. Dr. J. Alejandro Mastache Sánchez. Rev Diagnosticum. Boletín Médico. Núm.3 Julio-Septiembre 2015. Pág. 1-4.

No hay comentarios.: