"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

viernes, 6 de noviembre de 2015

Resumen: Síndrome de hipoacusia neurosensorial súbita

La hipoacusia neurosensorial súbita se define como un trastorno con instalación aguda con un grado de pérdida auditiva extremadamente amplio, y puede varias desde una hipoacusia ligera hasta una profunda.


Cuenta con las siguientes características: es de tipo sensorio neural, mayor de 30db, afecta por lo menos 3 frecuencias contiguas y se desarrolla en un período menor de 3 días.

Su incidencia es de un caso por cada 5 mil personas por año, se presenta de igual manera en hombres que en mujeres. El problema es unilateral, aunque ambos oídos son igualmente vulnerables.

La sordera súbita implica un compromiso neural, el cual puede ocurrir a nivel coclear, en el octavo par craneal y las vías auditivas retrococleares.

La etiopatogenia son los procesos tromboembólicos, las alteraciones de pared y los accidentes hemorrágicos como agentes causantes; también entre los factores de riesgo clásicos están el ser portador de diabetes mellitus, dislipidemias, ateroesclerosis o hipertensión.

Puede presentar prodromos respiratorios superiores antes del desarrollo de la hipoacusia, asociándose seropositividad a influenza tipo b, citomegalovirus y varicela zóster.

La hipoacusia neurosensorial súbita se clasifica en:

  • Vasculares.
  • Infecciosas.
  • Traumáticas.
  • Neoplásicas.
  • Inmunológicas.
  • Tóxicas.
  • Ototóxicas.
  • Neurológicas.
  • Metabólicas.

El cuadro clínico que presentan los pacientes puede ir desde pérdidas auditivas leves que pasan desapercibidas hasta una sordera súbita, acúfenos unilaterales y sensación de plenitud ótica, junto con vértigo periférico.

Para hacer el diagnóstico se debe realizar una exhaustiva exploración física en la que se incluyan los siguientes estudios: otoscopía, audiometría fónica, audiometría instrumental, exploración con diapasones, audiometría tonal laminar con caída sincrónica de ambas vías, logoaudiometría por debajo de 90%, timpanometría normal, exámen neurológico y de pares craneale, estudios serológicos, tomografía axial computarizada y resonancia magnética.

Existen pacientes que se recuperan completamente sin intervenci´+on médica en los primeros 3 días de haber experimentado la pérdida, sin embargo hay casos que recidivan, a los que se les llama hipoacusias fluctuantes.

El tratamiento consiste en la optimización del flujo sanguíneo coclear mediante el uso de carbógeno inhalado, ayudando a oxigenar la zona y aumentando el flujo sanguíneo dentro del oído.

Está comprobado que el tejido coclear y el vestibular están presentes los dos tipos de receptor de glucocorticoides, los cuales al ser estimulados, inhiben la síntesis de citocinas.

BIBLIOGRAFÍA

  • SÍNDROME DE HIPOACUSIA NEUROSENSORIAL SÚBITA. Dra. Paulina Anaya Rubio. Prescripción Médica Año38 Núm 454 Agosto 2015. Pág 9 - 10.

No hay comentarios.: