"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Resumen: Neuritis Óptica

La neuritis óptica es una condición cuyo sitio primario de inflamación es el nervio óptico, y constituye un término general utilizado para denominar a una neuropatía óptica de etiología inflamatoria, infecciosa o desmielonizante.

Por lo general afecta a pacientes jóvenes (15-40 años), con predominio en el sexo femenino, aunque puede presentarse a cualquier edad.

En el caso de la neuritis óptica desmielonizante, el primer evento que ocurre es una desmielinización, seguida en la mayoría de los casos por una recuperación completa.

La neuritis óptica se considera un signo representativo en pacientes con esclerosis múltiple, la agudeza visual varía de normal (20/20) a nula percepción de luz que de acuerdo con la historia natural, va en decremento, alcanzando la peor visión a los 10 días, la variación visual es usualmente unilateral. La sensibilidad al contraste y la percepción de la visión de colores se encuentran alteradas, siendo éstas últimas más graves de lo que se podría predecir a partir de la agudeza visual sola. También se presenta dolor moderado en el trayecto del trigémino, así como dolor retrocular que se exacerba con los movimientos oculares.

El aspectp del nervio óptico inicialmente puede ser normal, lo que orienta a una alteración retrobulbar, en otros casos se puede observar edema, el cual usualmente es leve y difuso, en ocasiones con hemorragias asociadas con el nervio o el trayecto de la capa de fibras nerviosas. Al paso de, tiempo se observa palidez generalizada del nervio óptico.

Alrededor de la mitad de los pacientes refieren oscurecimiento de la visión en el ojo afectado cuando se eleva su temperatura corporal (fenómeno de Uthoff).

Los defectos en el campo visual incluyen cualquier anomalía relacionada con el nervio óptico, sin embargo, el escotoma central es el hallazgo más común.

El uso del interferón beta -1a y beta -1b ha demostrado reducir el desarrollo de esclerosis múltiple en pacientes con neuritis óptica.

La falta de mejoría sigue siendo compatible con la valoración, pero en este punto deben considerarse otros diagnósticos diferenciales (neuritis óptica compresiva, neuritis óptica traumática aguda, neuritis óptica tóxica, neuritis óptica nutricional, etcétera).

Aproximadamente 30% de los pacientes que presentan neuritis óptica aguda desarrollarán esclerosis múltiple en 5 años. La historia neurológica y la revisión de los síntomas pueden revelar episodios neurológicos previos o concomitantes que sugieren diagnóstico de esclerosis múltiple, como episodios transitorios de embotamiento, debilidad o pérdida del control intestinal o vesical o falta del equilibrio persistente.

BIBLIOGRAFÍA

  • NEURITIS ÓPTICA. Dra. Stephanie Voorduin Ramos, Dra. Paulina Rodríguez Badillo. Prescripción Médica año 38 Núm 453 Julio 2015. Pág 11.

No hay comentarios.: