"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

viernes, 2 de octubre de 2015

Resumen: Otitis Media Crónica

El daño al oído interno es ocasionado por el paso que existe a través de la ventana redonda y por medio del ligamento anular del estribo, así como por microfractutas de la cápsula ótica. Con base en estas conexiones anatómicas, fisiológicas y no fisiológicas entre el oído medio y el interno, también puede haber un efecto medicamentoso benéfico como sucede con las terapias intratimpánicas de ablación por ounción o por medio de tubos de ventilación para vértigo de diferentes etiologías, asimismo para enfermedad de Menière de difícil tratamiento.

En 1994, Roland documentó que la incidencia en general de otoxicidad por aminoglucósidos a nivel mundial es de 1 en cada 10 000, teniendo a la neomicina como el más utilizado.

La hidrocortisona tiene un efecto antiproliferativo en el regraso de la cicatrización de membranas timpánicas perforadas. Actualmente, con base en estudios, se utiliza otro tipo de esteroides con menos efectos secundarios e incluso con mayor eficacia, además son recomendados por las guías internacionales; por ejemplo, fluocinolona.

La otitis media crónica en especial la supurativs, requiere de tratamiento médico en conjunto con antibióticos. En los pacientes con membrana timpánica (MT) perforada posterior a una otitis media aguda (OMA) o en pacientes con tubos de ventilación (TV) con secresión, los microorganismos encontrados con mayor frecuencia con Streptococcus pneumonie, Haemophilus influenzae y Morsxella catarrhalis. En pacientes con secreción postimpanostomía los microorganismos con S. Pneumoniae, H. Influenzae, Staphylococcus aureus y Pseudomonad aeruginosa. En pacientes con otitis media crónica supurstivs son S. Aureus, P. aeruginosa y otros aerobios y anaerobios. Por lo que las quinolonas, en especial ciprofloxacino, son una buena opción antibiótica.

En general, para esta entidad se recomi da el uso en conjunto de esteroide con antibióico. Las de primera elección son las fluoroquinolonas y a diferencia de otros medicamentos como los aminoglucósidos óticos (por ejemplo, neomicina) las fluoroquinolonas no ocasionan ototoxicodad.

BIBLIOGRAFÍA
  • OTITIS MEDIA CRÓNICA. Dr. Carlos David Ortiz Moreno. Compendio de Estudios 4. 2015.

No hay comentarios.: