"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

jueves, 10 de septiembre de 2015

Resumen: Rinoconjuntivitis alérgica en niños y adultos

El término rinoconjuntivitis alérgica puede considerarse como una alternativa a solo rinitis alérgica, debido a que la mayoría de los pacientes también tienen síntomas oculares, además de los nasales. Esta alteración es muy frecuente en pacientes pediátricos. Por lo general, tiene un curso crónico. Su prevalencia se ha casi duplicado en los últimos 20 años.


Aunque su presentación clínica es fácilmente reconocible, puede confundirse en los pacientes que tienen síntomas como congestión nasal perenne, puesto que comparte síntomas como rinorrea, estornudos y prurito ocular con otras alteraciones alérgicas. Además se estas molestias, también puede causar síntomas que van más allá de la nariz como fatiga y tos. Está demostrado que cuando no se controla, la rinoconjuntivitis puede empeorar los síntomas del asma. Puede causar problemas del aprendizaje y afectar la calidad de vida. Existe una nueva clasificación desarrollada por la Organización Mundial de la Salud para este padecimiento, en relación con la afectación sobre la calidad de vida, en pacientes adultos y pediátricos.

GLUCOCORTICOIDES Y RINOCONJUNTIVITIS

Para pacientes adultos, una revisión sistemática demostró que el uso de glucocorticoides por vía intranasal es el tratamiento más eficaz, debido a que redujo los síntomas nasales y oculares. También disminuyó la necesidad de usar otros medicamentos y mejoró la función de rol de los pacientes.

En pacientes pediátricos, los glucocorticoides utilizados en dosis habituales carecen de efectos secundarios sistémicos. Incluso, hay reportes de que no hay retardo en el crecimiento con un año de uso. Tampoco hay supresión del eje hipófisis-suprarrenal cuando se usan en combinación glucocorticoides intranasales e inhalados.

Como parte del tratamiento de esta alteración, los antihistamínicos tienen un papel muy importante. En particular, lso de segunda generación son eficaces y seguros para tratar la rinoconjuntivitis en niños. Como parte de sus efectos, también se observa reducción del malestar y una mejoría en la capacidad de aprendizaje.

A continuación se observan los pasos sugeridos por los autores para el tratamiento de la rinoconjuntivitis.

SÍNTOMAS INTERMITENTES
  • Leves (Sin importar el orden):
    • Antihistamínico oral o intranasal.
    • Solución salina.
    • Cromoglicato.
  • Graves (En orden preferente de uso):
    • Glucocorticoide intranasal.
    • Antihistamínico oral o intranasal.
    • Para congestión nasal, vasoconstrictor en dosis baja por menos 7 días.
  • Si los síntomas persisten, valorar al paciente en dos a cuatro semanas.

No hay comentarios.: