"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Resumen: Rinitis Alérgica. Práctica basada en evidencia

La rinitis alérgica puede ser una causa importante de morbilidad en pacientes no tratados de forma correcta. Esta condición caracterizada por inflamación de la mucosa nasal, además de que es bastante común y con una amplia distribución mundial, puede afectar la calidad de vida de los pacientes desde los aspectos sociales y de las actividades.


La rinitis alérgica puede aparecer en pacientes de cualquier edad aunque es máscomúnv el diagnóstico entre los más jóvenes, en particulr en los sujetos menoresd 30 años. La distribución por género es similar, con un mayor número de casos en los varones de la consulta pediátrica. En estudios como el presente, se reporta una prevalencia de 44% en pacientes de edad escolar.

Diagnósticos diferenciales: diferencias entre rinitis alérgica, no alérgica y sinusitis crónica.

La rinitis de tipo alérgica es más común que los otros tipos de rinitis. Uno de los indicadores de que se trata del tipo alérgico es la presencia de rinorrea anterior, puesto que en la rinitis no alérgica, es más frecuente la descarga retronasal. Otros datos clínicos que ayudan a la identificaciónde la rinitis alérgica son la palidez e inflamación de la rinitis alérgica son la palidez e inflamación de la mucosa nasal, mientras que en la no alérgica se observa sólo una mucosa eritematosa.

A pesar de que la rinitis alérgica y la sinusitis crónica comparten signos y síntomas como obstrucción nasal, anosmia y ribnorrea, se pueden establecer diferencias para optimizar el tratamiento. En la rinitis alérgica es de tipo muco-purulenta. Un dato que puede orientar hacia sinusitis crónica es el dolor facial.

El tratamiento debe iniciarse en las fases tempranas de la enfermedad para modificar su historia natural y evitar su progresión. Los síntomas de cada paciente son los determinantes principales para la duración del tratamiento. Es recomendable que el tratamiento esté presente de tres a cinco años para el beneficio persista.

Opciones farmacológicas de tratamiento

Antihistamínicos orales:
Su uso regular ha demostrado una mayor eficacia en comparación con su uso en caso necesario. Tienen un mayor efecto sobre la rinorrea y la coriza y menor eficacia ante la obstrucción nasal.

Antihistamínicos tópicos:
Tienen la ventaja de que no tienen efectos sedantes significativos. Su eficacia reside principalmente en la rapidez de su efecto y en su capacidad para reducir los síntomas. Frente a los esteroides tópicos pueden ser más eficaces pero a largo plazo su potencia menor.

Glucocorticoides tópicos y orales:
Dentro de las opciones terapéuticas, los glucocorticoides son considerados los más eficaces para el tratamiento de la rinitis alérgica. Sus efectos son superiores a los de los antihistamínicos, aunque pueden requerir unos días para ser aparentes. Existe suficiente evidencia publicada respecto a su seguridad a largo plazo en niños relacionada con el crecimiento.

Inhibidores de los receptores de los leucotrienos

Su eficacia frente a placeboa demostrado una mejoría de 5% en síntomas nasales. En comparación con otras clases terapéuticas, los antihistamínicos producen una mejoría de 2% superior y los glucocorticoides 12% mayor. cuando se combinan con un antihistamínico tienen mayor eficacia que cada agente por separado.

Un diagnóstico correcto, que estabklezca las diferencias entre rinitis alérgica y otros padecimientos que pueden tener formas de presentación clínicas similares, resulta en un manejo mas adecuado, puesto que cada padecimiento requiere un tratamiento específico, que tome en cuenta la gravedad, origen y evolución. Los tratamientos basados en evidencia tienen mejores resultados en la mayoría de los pacientes.

BIBLIOGRAFÍA

Lim MY, Leong JL. Allergic Rinitis: Evidence-Based Practice. Singapore Med J 2010;51(7):542-50.

No hay comentarios.: