"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

jueves, 17 de septiembre de 2015

Resumen: Consideraciones para un tratamiento con IBP

A finales del siglo pasado el manejo de las úlceras gastroduomodenales se convirtó en el mayor treo. La llegada de inhibidores de la secresión de ácido e inhibidores de la bomba de protones y el descubrimiento del Helicobacter pylori uno de los agentes etiológicos del padecimiento comenzó a ser controlado y curado. Mas entidades como la enfermedad por reflujo gástrico y las úlceras inducidas por antiinflamatorios no esteroideos surgieron como nuevos retos relacionados con el control del ácido estomacal.


El acido estomacal en exceso o en sitios inadecuados contribuye al desarrollo de úlceras gástricas o duodenales. Su tratamiento se basa en la supresión del ácido. Las metas son el alivio de los síntomas, la curación de las mucosas afectadas y la prevención de recurrencias.

Para inhibir la secreción ácida los fármacos actúan en el receptor de histamina tipo 2 (H2) y la enzima gástrica H+, K+ ATPasa de las células parietales. La enzima H+,K+ ATPasa es la responsable de la secreción de iones de hidrógeno en el lumen de las glándulas gástricas.

Algunos fármacos para disminuír la acidez gástrica son:

  • Antiácidos.
  • Antagonistas del receptor 2 de histamina (anti-H2).
  • Inhibidores de la bomba de protones (IBP).
  • Agentes protectores de la mucosa gástrica.
  • Análogos de prostaglandinas.

A finales de la decada de los ochenta, los inhibidores de la bomba de protones se han convertido en el tratamiento de referencia para una diversidad de problemas gastrointestinales como:

  • Úlcera duodenal.
  • Úlcera gástrica.
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • Prevención de lesiones secundarias al tratamiento con antiinflamatorios no esteroides (AINES) Erradicación de Helicobacter pylori en coadyuvancia con antibióticos
  • Síndrome de Zollinger-Ellison.

Los Inhibidores de la Bomba de protones (IBP) desempeña un papel fundamental en la secresión de H+, pueden suprimir por completo la secresión ácida y su acción es más inmediata, prolongada y eficaz que la de los anti-H2, reducen la secreción de pepsina, lo cual ayuda a disminuír el daño a las mucosas. Entre los IBP de mayor uso en el mundo se encuentran:

  • Omeprazol.
  • Esomeprazol.
  • Lansoprazol.
  • Pantoprazol.
  • Rabeprazol.

en un estudio que comparó la seguridad y eficacia de pantoprazol (40mg) frente al anti-H2 ranitidina (150mg), dos veces al día, en el mantenimiento de la curación de la esofagitis erosiva, se demostró que pantoprazol permitió gozar un mayor número de días libres de síntomas en un año, Así como una cantidad notoriamente superior de días/noches libres de pirosis con pantoprazol en comparación con ranitidina.

ERGE

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es un padecimiento que se desarrolla cuando el reflujo del contenido gástrico causa síntomas molestos para el paciente y/o complicaciones.

Se trata de un padecimiento crónico y recurrente que afecta a millones de personas en el mundo.

Los pacientes con ERGE reportan una calidad de vida más precaria en comparación con personas que padecen diabetes, hipertensión, insuficiencia cardiaca leve y angina de pecho.

Síndromes constitutivos de ERGE

  • Síndromes esofágicos.
    • Síndromes sintomáticos.
      • Síndrome de reflujo típico.
      • Síndrome de dolor torácico por reflujo.
    • Síndromes con lesión esofágica.
      • Esofagitis por reflujo.
      • Estenosis por reflujo.
      • Esófago de Barret.
      • Adenocarcinoma esofágico.
  • Síndromes extraesofágicos.
    • Asociaciones establecidas.
      • Síndrome de tos por reflujo.
      • Síndrome de laringitis por reflujo.
      • Síndrome de asma por reflujo.
      • Síndrome de erosión dental por reflujo.
    • Asociaciones propuestas.
      • Faringitis.
      • sinusitis.
      • Fibrosis pulmonar.
      • Otitis media recurrente.

No hay comentarios.: