"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

viernes, 23 de mayo de 2014

Encuentran posible nuevo tratamiento para la diabetes

El descubrimiento de un compuesto que ralentiza la degradación natural de la insulina en animales podría dar lugar a un nuevo tratamiento para la diabetes en humanos, según un estudio publicado hoy por la revista británica "Nature".



Un equipo de científicos de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) descubrió el inhibidor 6bK, el primero que bloquea la enzima que degrada la insulina (IDE, por sus siglas en inglés), probado en un experimento con ratones.

Hasta ahora, los tratamientos para la diabetes trataban de compensar la resistencia a la insulina con la inyección directa de esta hormona o mediante la administración de fármacos que estimulaban su secreción o hacían al cuerpo más sensible.

Sin embargo, no se había logrado reducir la degradación natural de la insulina, a pesar de que, desde hace décadas, se trabaja con la hipótesis de que el bloqueo del IDE era una puerta a nuevos tratamientos, especialmente contra la diabetes tipo 2, en la que el organismo presenta resistencia a la insulina.

La investigación revela también que el IDE regula los niveles de azúcar en sangre mediante el control de las hormonas peptídicas glucágon y amilina, implicadas en el proceso de regulación de la glucosa.

El catedrático de Química y Biología Química de la Universidad de Harvard David Liu, investigador en este proyecto, comentó que este estudio demuestra que la ralentización de la degradación de la insulina presenta "beneficios en los animales" y que, por lo tanto, "es útil como terapia".

La aplicación del inhibidor en los ratones permitió la señalización de la hormona en vivo y dio como resultado un aumento de los niveles de insulina en su organismo, lo que incrementó la tolerancia a la glucosa.

Como consecuencia, el compuesto logró reducir el azúcar en sangre después de su ingesta oral -equivalente al consumo en una comida-, un proceso que se interrumpe en la diabetes.

Los científicos matizan que hay un largo camino hasta conseguir que este compuesto se comercialice como fármaco, pero subrayan que su descubrimiento apunta al IDE como nuevo objetivo para alcanzar nuevos tratamientos contra la diabetes.

Fuente: ELINFORMADOR

No hay comentarios.: