"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

sábado, 26 de abril de 2014

La cocina de gas puede aumentar los síntomas del asma


Una investigación liderada por científicos del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL) de Barcelona, España, revela que la cocina de gas puede aumentar la reactividad bronquial, una característica del asma relacionada con la contracción de las vías respiratorias pequeñas.


Según los autores, utilizar la cocina de gas afecta a las personas con genotipo GSTM1 nulo y esto puede reflejar los efectos oxidantes de la exposición al dióxido de nitrógeno en los bronquios.

"Dado que el aumento en la reactividad bronquial es un rasgo característico del asma, estos resultados ayudan a entender por qué algunas personas pueden presentar síntomas relacionados con el asma cuando se cocina con gas, mientras que otros no lo hacen", explica Manolis Kogevinas, codirector del CREAL.

Este estudio incluyó datos de los sujetos que participan en el ECRHS, un estudio internacional multicéntrico de cohortes diseñado para identificar factores de riesgo para el asma. En total, alrededor de 5.000 personas procedentes de 19 centros de 14 países fueron incluidos en este estudio.

La cocina de gas es una fuente importante de dióxido de nitrógeno dentro de los hogares y, en menor medida, de partículas finas. Hasta ahora, el uso de gas para cocinar no ha sido relacionado directamente con síntomas respiratorios, como sibilancias o exacerbaciones del asma.

Tampoco se ha asociado con una función pulmonar reducida por obstrucción de las vías respiratorias. Solo unos pocos estudios habían examinado hasta la fecha de hoy las asociaciones con la reactividad bronquial.

Fuente: NCYT

No hay comentarios.: