"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

martes, 25 de marzo de 2014

Mediciones cardiacas constantes con un nuevo y pequeño dispositivo adhesivo



Desde que a principios de la década de 1960 comenzó a utilizarse el dispositivo portátil conocido como holter para grabar durante horas la actividad cardíaca y detectar así posibles irregularidades al tiempo que se le permite al paciente estar fuera del hospital y hacer su vida cotidiana, no había surgido ningún aparato significativamente distinto. Ahora hay un aspirante prometedor a revolucionar este campo.

El equipo del Dr. Eric Topol, un cardiólogo del STSI (Scripps Translational Science Institute), ha realizado un estudio sobre un pequeño dispositivo inalámbrico adhesivo que se puede llevar sobre el pecho durante un plazo de hasta dos semanas, y se ha comprobado que es mejor para detectar ritmos cardíacos anormales y potencialmente peligrosos, que el aparato inventado por Norman Holter, el cual durante medio siglo ha sido el recurso estándar para monitorización cardiaca de larga duración en personas que hacen vida cotidiana fuera del hospital.

El nuevo dispositivo, conocido como ZIO, y obra de la empresa iRhythm Technologies de San Francisco, California, podría reemplazar al holter si, tal como parece, realiza su función con mayor eficiencia.

Haciendo un seguimiento de cada latido a lo largo de un periodo de hasta dos semanas, el ZIO ha demostrado ser significativamente más sensible que el holter estándar, el cual además requiere múltiples cables y típicamente se utiliza solo durante 24 horas.

Para millones de personas que se presentan cada año con sospechas de arritmias, el ZIO podría llegar a ser el dispositivo estándar para registrar el ritmo cardíaco y detectar anomalías potencialmente peligrosas.

El parche del sistema ZIO que se adhiere al pecho es muy ligero y resistente al agua, por lo que apenas interfiere en la vida típica de una persona, resultando fácil llevarlo puesto durante dos semanas. El análisis de los datos registrados por el ZIO se analiza mediante un algoritmo después de retirarse el aparato del paciente.

Para el estudio llevado a cabo por el STSI se usaron datos electrocardiográficos obtenidos de 146 pacientes que fueron equipados con un ZIO y un monitor holter después de ser remitidos al laboratorio de investigaciones cardíacas en el Hospital Scripps Green para la monitorización cardíaca ambulatoria. El monitor holter se usó durante 24 horas, y el parche ZIO se utilizó durante un máximo de 14 días.

En el transcurso del estudio, el ZIO detectó 96 eventos de arritmias mientras que el monitor holter detectó 61. Los investigadores atribuyen el rendimiento superior del ZIO a su mayor tiempo de vigilancia principalmente.


Fuente: NCYT

No hay comentarios.: