"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

miércoles, 6 de marzo de 2013

Los fumadores pasivos sufren un mayor riesgo de desarrollar demencia


Desde mucho tiempo atrás se conocen los efectos nocivos que el tabaco tiene para el fumador. Y desde hace no tanto tiempo también se sabe que el humo del tabaco perjudica no sólo a la persona que fuma sino también a las que están cerca. Sobre esta última modalidad, la de los "fumadores pasivos" o inhaladores del humo "de segunda mano", se investiga bastante últimamente, y se van haciendo descubrimientos preocupantes. El más reciente llega ahora a raíz de un estudio realizado por un equipo internacional de expertos de China, el Reino Unido y Estados Unidos: Los fumadores pasivos sufren un mayor riesgo de desarrollar demencia que quienes no han estado expuestos al humo del tabaco.

Se sabe que el humo de tabaco inhalado por los fumadores pasivos causa enfermedades respiratorias y cardiovasculares graves, incluyendo enfermedades coronarias y cáncer de pulmón. Sin embargo, hasta ahora no había estado claro si este humo inhalado aumenta el riesgo de demencia, principalmente debido a falta de investigación. Aunque estudios anteriores habían mostrado que la inhalación del humo "de segunda mano" estaba asociado a un deterioro cognitivo, éste es el primero en encontrar una relación significativa entre el humo de tabaco inhalado por los fumadores pasivos y diversas formas de demencia por deterioro mental.

El estudio, realizado por especialistas del King’s College de Londres, la Universidad Médica de Anhui en China, e instituciones del Reino Unido y Estados Unidos, se hizo sobre una muestra de cerca de 6.000 personas en cinco provincias chinas.


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), sólo el 11 por ciento de la población mundial está protegido por leyes que regulan metódicamente la existencia de espacios públicos sin humo de cigarrillos.

China es el mayor consumidor de tabaco en el mundo, con 350 millones de fumadores. Desde 2006, el gobierno chino ha promovido activamente la introducción de espacios libres de humo de cigarrillo en hospitales, escuelas, transportes públicos y en otros establecimientos públicos, pero su cumplimiento no ha sido amplio. No es fácil combatir al tabaquismo. El cigarrillo es un amo poderoso, y las leyes solas no bastan para que los súbditos del tabaco renuncien al mismo. Se necesita concienciar mejor a la gente de que fumar trae más desgracias que placeres.

Datos recientes muestran que el porcentaje de personas que son fumadores pasivos todavía es alto, estando más del 50 por ciento de las personas expuestas diariamente al humo de tabaco en su entorno. China también tiene la mayor cantidad de personas con demencia en el mundo, y el porcentaje de nuevos casos aumenta a medida que la población envejece.

El equipo del Dr. Ruoling Chen constató que el 10 por ciento de la muestra de población examinada tenía síntomas graves de demencia. Esta incidencia de diversas formas de demencia estaba significativamente relacionada con el nivel y la duración de la exposición al humo del tabaco como fumador pasivo. Dicha relación se encontró tanto en personas que nunca habían fumado como en ex fumadores y en gente que seguía fumando.

Mediante otros datos, se excluyó la posibilidad de que las alteraciones mentales hicieran que la gente afectada por ellas estuviera más expuesta al humo de tabaco en su entorno.

Los hallazgos hechos en este estudio, junto con los obtenidos en un segundo estudio reciente realizado por Chen y sus colegas sobre los vínculos entre ser fumador pasivo y padecer el Mal de Alzheimer, refuerzan la necesidad de medidas de salud pública destinadas a proteger a las personas contra la exposición al humo de los cigarrillos fumados por otros en su entorno.

"El aumento en el riesgo de sufrir síndromes graves de demencia en los fumadores pasivos es similar al aumento en el riesgo de padecer enfermedades coronarias." Así de contundente se muestra Chen. "Esto sugiere que es urgente tomar medidas preventivas, no sólo en China, sino también en muchos otros países".

Fuente: NCYT

No hay comentarios.: