"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

martes, 26 de junio de 2012

Aceleran el ensayo de un neuroprotector en la esclerosis múltiple

Bionure ha puesto el pie en el acelerador para empezar el ensayo con pacientes de su molécula G79 para el tratamiento de la esclerosis múltiple (EM), gracias una ronda de financiación en la que ha obtenido 2,2 millones de euros procedentes de fondos públicos y privados. Según explica a SINC Albert G. Zamora, consejero delegado de la firma, la novedad del nuevo fármaco reside en que tiene efectos neuroprotectores y, por tanto, “podrá ralentizar e incluso frenar la progresión de esta enfermedad neurodegenerativa”.

El objetivo de Bionure es llevar hasta la fase 2 este fármaco, que surgió como fruto de una colaboración entre Pablo Villoslada, director de investigación en neurociencia del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS) y de Ángel Messeguer, director del Instituto de Química Avanzada del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

La fase 2 es la etapa en la que el nuevo medicamento tiene que demostrar que es seguro y eficaz en pacientes. Una vez superada esta fase, la compañía planea licenciar el nuevo medicamento a una compañía farmacéutica que lo lleve al mercado.

El mecanismo del fármaco es "totalmente novedoso" y podrá "ralentizar e incluso frenar" la progresión de la enfermedad

El G79, señala Zamora, es diferente a todo lo que hay hasta ahora en el mercado para tratar la esclerosis múltiple, una enfermedad autoinmune en la que las defensas del cuerpo atacan a las neuronas.

“Los medicamentos actuales contra la EM, conocidos como inmunomoduladores, lo único que hacen es ‘atontar’ de alguna manera a las defensas, o, dicho de otro modo, modular su actividad para que no ataquen a las neuronas. Además, estos tratamientos suelen ir a asociados con importantes efectos secundarios”, explica.

Proteger a las neuronas de los ataques de las defensas

El mecanismo del G79 es completamente distinto. Su misión es proteger a las neuronas de los ataques de las defensas y lo consigue porque tiene la misma actividad que los factores neurotróficos, que son moléculas naturales que hacen posible la supervivencia de las neuronas.

Otra novedad del nuevo fármaco es que será uno de los primeros que se administrará de forma oral, en lugar de por vía intravenosa o subcutánea, habitual en los tratamientos actuales.

Albert G. Zamora señala que el G79 tiene actividad potencial contra cualquier enfermedad neurodegenerativa, incluyendo párkinson y alzhéimer. Pero Bionure se va a centrar, por el momento, en la esclerosis múltiple y en el glaucoma, una enfermedad degenerativa del nervio óptico en cuyo tratamiento el fármaco también ha demostrado eficacia en laboratorio.

La compañía también está desarrollando un kit de pronóstico temprano de la esclerosis múltiple en colaboración con las firmas españolas Digna Biotech y Owl Genomics.

Otro de los objetivos de Bionure es identificar y captar proyectos de investigación de universidades, hospitales, centros de investigación españoles, que tengan un fuerte potencial comercial en el ámbito de la neurociencia, e impulsar su desarrollo, subraya Zamora.

Bionure, creada en 2009 y con sede en el Parque Científico de Barcelona, abrió una oficina en San José (Silicon Valley, California) en 2010. “En Estados Unidos las dos áreas más potentes en biotecnología son Boston y Silicon Valley. Al final, elegimos la costa oeste porque se adapta mejor a nuestro modelo de negocio. Además, ahí están varias empresas que han mostrado interés en nuestro fármaco contra la esclerosis múltiple”, dice Albert G Zamora, consejero delegado de la empresa.

La empresa tiene también dos colaboradores en la zona, Larry Steiman, profesor de Stanford y descubridor del Natalizumab, uno de los cinco fármacos actuales en el mercado para esclerosis múltiple, y el español Joaquim Trias, un reconocido economista y empresario ubicado en San Francisco, que ha participado con éxito en proyectos similares al de Bionure.

No hay comentarios.: