"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

viernes, 4 de noviembre de 2011

Las mujeres maduras que se rompen una cadera afrontan un mayor riesgo de muerte

Las mujeres de 65 a 69 años que se rompen la cadera tienen cinco veces más probabilidades de morir en un año que aquellas de la misma edad que no se la rompen, según las conclusiones a las que se ha llegado en un nuevo estudio.

En el caso de las mujeres de 70 a 79 años, la fractura de cadera duplica el riesgo de morir en un año.

La mayoría de las mujeres de 80 o más años tiene el mismo riesgo de morir en el mismo periodo de tiempo tanto si existe fractura de cadera como si no. Sin embargo, en el caso de las de esta misma franja de edad que se hallan en excelente estado de salud, la fractura de cadera casi triplica el riesgo de muerte en un año.

Éstas son las conclusiones a las que ha llegado el equipo de la Dra. Erin S. LeBlanc, del Centro para la Investigación de la Salud del consorcio Kaiser Permanente en Portland, Oregón.

Este estudio es, por tanto, una llamada de atención de que el primer año después de una fractura de cadera es una temporada crítica para todas las mujeres de edad avanzada, pero sobre todo para las más jóvenes en esa franja de edad, las que tienen entre 65 y 69 años de edad, que se enfrentan a una tasa de mortalidad mucho más elevada en comparación con sus homólogas.

Conviene pues reforzar las estrategias de prevención de las fracturas de cadera, y estudiar la mejor manera de atender a las mujeres después de la fractura, para mitigar ese aumento de las probabilidades de muerte.

En otros estudios también se encontró esta relación, la de que las mujeres que se rompen la cadera tienen un mayor riesgo de muerte temprana, pero en la mayoría de tales estudios se llegó a la conclusión de que el aumento del riesgo no se debía a la fractura, sino a los problemas de salud subyacentes, tales como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales o diabetes.

En el nuevo estudio, estos problemas de salud subyacentes fueron tenidos en cuenta, y además se comparó a cada mujer que se fracturó la cadera con cuatro mujeres de la misma edad que no sufrieron tal fractura.

"Nuestro estudio sugiere que es la fractura de cadera, y no sólo los problemas de salud, lo que aumenta el riesgo de muerte en estas mujeres”, insiste la Dra. Teresa Hillier, del equipo de investigación. "También hemos descubierto que las mujeres tienen el mayor riesgo de muerte durante los primeros tres meses después de la fractura de la cadera, lo que nos lleva a la hipótesis de que la hospitalización, la cirugía y la inmovilidad pueden llevar a otras complicaciones que finalmente resulten en su fallecimiento".


FUENTE: NCYT

No hay comentarios.: