"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡¡AVISO!!

¡¡AVISO!!

Buscar en este blog

Cargando...

sábado, 3 de abril de 2010

LESIONES DERMATOLÓGICAS ELEMENTALES

Son la base de todas las manifestaciones cutáneas y la respuesta a agresiones internas o externas. Se dividen en primarias (primitivas), secundarias y otras. Las primeras aparecen de novo, las segundas son consecutivas a las primarias; muchos autores no las separan, sino sólo las enuncian, dado que algunas, como las úlceras, podrían pertenecer a esos dos grupos.

LESIONES PRIMARIAS. Son: (inician con la mancha) cambios de coloración o manchas; de consistencia sólida, como roncha, pápula, nódulo, nudosidad y goma o de contenido líquido: vesícula, ampolla, pústula, absceso y quiste. (manchas por vasodilatación o extravasación) (hemangioma; congénita) (heritema púdico)

LESIONES SECUNDARIAS. Esta categoría abarca Residuos destinados a ser eliminados como escamas, costras y escaras; soluciones de continuidad como erosiónes, excoriaciónes, ulceraciónes, grietas y fisuras; vegetación y verrugosidad o secuelas de otros trastornos, como queratosis, atrofia, esclerosis, cicatriz, queloide y liquenificación.

OTRAS LESIONES. En este grupo se clasifican tumores o neoformaciones, comedónes, surcos, fístulas e infiltración.

MANCHA O MÁCULA: Cambio de coloración; puede ser vascular, pigmentaria o artificial. La vascular se origina por congestión, extravasación o malformación (llamada antes neoformación) de vasos.

La mancha que depende de congestión activa, llamada eritema, es roja y caliente; el eritema activo difuso se llama exantema; puede ser morbiliforme, escarlatiniforme o roseola. Si la vasodilatación es pasiva, las manchas son azuladas y se denominan cianosis; si se dibuja una red de mallas grandes, recibe el nombre de lívedo. Este tipo de mancha desaparece al oprimir la piel con un portaobjetos (vitropresión).

La mancha por extravasación sanguínea se llama púrpura. Es de color morado o amarillo verdoso; si forma placas se denomina equimosis, y si es lineal se llama víbice. La mancha por neoformación vascular se observa en algunos angiomas planos.

La mancha pigmentaria puede deberse a exceso de pigmento o hipercrómica (melasma, paño, manchas café con leche), a su disminución (hipocrómica) (leucodermia solar) o a falta de éste (acrómica) (vitíligo, albinismo parcial, leucomelanodermicas) En cuanto a su topografía, puede ser localizada, como las efélides (pecas), o difusa, como en la enfermedad de Addison. La mancha artificial se debe a la presencia de pigmentos que no son componente habitual de la piel, como los carotenos o bien de metales, como en la argiria(exógena) (endógenas; ictericia, carotenismo o tatuajes.

RONCHA. Edema transitorio de tipo vasomotor de la dermis, que se manifesta por una elevación mal definida, de consistencia elástica, forma ameboide, límites imprecisos y evolución fugaz; la superficie es convexa con aspecto de cáscara de naranja y de color blanco, rosado o rojo: “habón” es un sinónimo, que se aplica más bien a la roncha de gran tamaño. Es característica del síndrome de urticaria.

PAPULA. Es una lesión circunscrita y sólida de la piel, que desaparece sola sin dejar cicatriz; es de color rosa, rojo o negruzco. En el estudio histológico de la dermis hay infiltrados inflamatorios de linfocitos y polimorfonucleares y algunos histiocitos.

NODULO o tubérculo. Es una lesión circunscrita y sólida, del mismo color de la piel o rosada y de consistencia firme. A veces es dolorosa y puede durar meses o años; no es resolutiva y al desaparecer deja una zona de atrofia y, si se ulcera, una cicatriz. Los nódulos a veces son pequeños y foliculares como en la tuberculosis micronodular o de gran tamaño, como en la tuberculosis nodular profunda. El estudio histológico muestra infiltrados granulomatosos en la dermis superficial a profunda.

GOMA. Lesión circunscrita, más profunda que el nódulo y de evolución crónica que pasa por una etapa de endurecimiento para luego reblandecerse y tornarse fluctuante; luego se abre y la ulceración se repara finalmente, dejando una cicatriz atrófica. En el estudio histológico se encuentran infiltrados en dermis profunda e hipodermis.

NUDOSIDAD. Lesión eritematosa, más o menos circunscrita, profunda y dolorosa, que evoluciona en un plazo de días a semanas y desaparece sin dejar huella. El estudio histológico muestra infiltrado con predominio de polimorfonucleares en la hipodermis. Por lo general afecta los tabiques. Caracteriza al síndrome eritema nudoso. En muchas obras se confunde con nódulo o goma.

VESÍCULA. Elevación circunscrita de la piel, de contenido líquido seroso; mide unos cuantos milímetros; al romperse forma costras.

AMPOLLA O FLICTENA. Elevación circunscrita de la piel, de contenido líquido y gran tamaño, hasta 15 ó 20 mm o más. Las ampollas son trasparentes, turbias o hemorrágicas, y al romperse dejan erosiones. Estas y la lesión anterior no se diferencian histológicamente.

PUSTULA. Elevación pequeña, circunscrita, llena de un líquido purulento; puede ser primaria (intraepidérmica o folicular) o secundaria a una vesícula.

ABSCESO. Acumulación purulenta de mayor tamaño en dermis e hipodermis; es una elevación de la piel, blanda, fluctuante y de aspecto más o menos inflamatorio; tiende a abrirse al exterior y originar fístulas.

QUISTE. (NEOFORMACIONES) Acumulación no inflamatoria, rodeada de una pared constituida de epitelio pavimentoso o glandular. De contenido líquido o pastoso; se constituye a expensas de glándulas o inclusiones epiteliales.

ESCAMA. Caída en bloque de la capa córnea; se manifiesta por separación de fragmentos secos de epidermis; Las escamas varían en tamaño y color, desde grandes o laminares, hasta pequeñas o furfuráceas (que semejan el salvado). Pueden ser blanco nácar o negruzcas y se desprenden con facilidad o son adherentes.

COSTRA. Exudado que se seca. La costra puede ser melicérica, cuando resulta de la concreción de serosidad o pus combinada de detritus epidérmicos. Cuando se forma a partir de sangre y es de gran tamaño se dice que es sanguínea, o hemática cuando es del mismo elemento, pero puntiforme; esta última forma indica prurito activo.

Algunos autores consideran pápulas las lesiones de hasta 0.5 cm de diámetro, y nódulos las que van de este tamaño hasta 1 cm…… Se considera que las placas son mas grandes que las pápulas (0.5 a 2cms o mas); los anglosajones usan el termino patch para describir las manchas de mas de 0.5 centímetros. Esta clasificación no parece apropiada pues no siempre esta justificada.

ESCARA. Producto de la eliminación de una zona de necrosis; es negra, insensible y de temperatura local disminuida.

EROSIÓN o exulceración. Solución de continuidad que solo afecta a la epidermis; es de origen traumático y no deja cicatriz.

EXCORIACIÓN. Solución de continuidad que abarca epidermis papilar; también es de origen traumático.

ULCERACIÓN. Pérdida de sustancia más profunda que puede incluir dermis, hipodermis y descubrir huesos, músculos y tendones; al repararse deja cicatriz. En general, cuando es agudas se denomina ulceración, y cuando es crónica, úlcera, listas últimas, cuando se extienden por un borde y cicatrizan por otro se llaman serpiginosas, y cuando se extienden ampliamente y son destructivas, fagedénicas.

GRIETAS Y FISURAS. Hendiduras lineales de la piel; por lo general dolorosas; las primeras afectan a la epidermis y las segundas profundizan hasta dermis.

VERRUGOSIDAD Y VEGETACION Combinación de papilomatosis e hiperqueratosis; la primera da levantamientos anfractuosos, duros y de superficie irregular; la segunda es semejante pero blanda, de superficie lisa y húmeda.

QUERATOSIS. Espesamiento mode-rado o importante de la capa córnea; puede ser circunscrita (callosidad), regional, queratodermia palmoplantar fig. 74-1), o generalizada.

ATROFIA. (adelgazamiento de la piel) Disminución de una o varias capas de la piel y sus anexos. Se manifiesta por piel adelgazada, decolorada, finamente plegada, con telangiectasias y alopecia.

ESCLEROSIS. (pérdida de la elasticidad de la piel) Formación difusa de tejido conectivo en la dermis, que ocasiona desaparición de anexos cutáneos; Produce endurecimiento parcial o total de la piel, la cual adquiere un aspecto seco, acartonado, inextensible e hiper o hipopigmentado.

CICATRIZ. Reparación de una solución de continuidad mediante la formación de tejido conectivo fibroso; es de origen traumático o inflamatorio. Puede ser hipertrófica cuando el volumen es muy grande, o queloide si hay neoformación de tejido conectivo; la primera se atenúa de modo progresivo; la segunda es de gran volumen , firme o dura, blanca o rosada y con telangiectasias en la superficie.

LIQUENIFICACIÓN. (exageración del encuadramiento de la piel con un engrosamiento) Engrosamiento de las capas de la epidermis se traduce por piel gruesa con aumento y exageración de los pliegues cutáneos; es de color blanquecino u obscuro; puede ser primaria o secundaria, e indica rascado prolongado.

NEOFORMACION O TUMOR. Lesión que tiende a crecer y persistir; Por lo general es elevada, de forma color y tamaño variables; puede tener un franco aspecto tumoral o ulcerada.

COMEDÓN. Es un tapón de queratina, blanco grisáceo o negro que cierra los orificios de los folículos pilosebáceos.

SURCO O TÚNEL. Lesión lineal, recta o tortuosa, ligeramente elevada, de color grisáceo o eritematoso; aparece ante escabiasis y larva migrans.

FISTULA. Trayecto que comunica dos cavidades o una cavidad con el exterior.

INFILTRACIÓN lesión eritematosa o violácea, elevada, que puede ser circunscrita o difusa, “suculenta” en la fase activa y atrófica cuando se resuelve.

PLACA Nombre que designa un conjunto de lesiones; señalar sus características facilita su comprensión.

Cuando se presentan dos o varios tipos de lesiones primarias, se habla de una dermatosis polimorfa (acné), y si hay un solo tipo de dermatosis monomorfa (liquen). A veces se describen las lesiones con base en sus características sobresalientes y se habla entonces de aspecto urticariano si hay ronchas, eccematoso cuando hay piel llorosa y costras hemáticas, o liquenificación o una combinación de las anteriores. Se habla de liquenoide cuando hay placas, como el liquen plano, y eritematoescamoso o papuloescamoso cuando se trata de placas con eritema o pápulas y escamas. Cuando el aspecto sugiere una enfermedad determinada, puede ser psoriasiforme, ictiosiforme o pelagroide.

Ante la diversidad de criterios propuestos para describir las enfermedades de la piel, se han creado programas computarizados que ayudan a comprender estos trastornos y facilitan el diagnóstico dermatológico.