"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

jueves, 1 de octubre de 2009

Nuevas variantes genéticas que aumentan el riesgo de cáncer de próstata

Un grupo de investigadores ha identificado variantes genéticas que aumentan los riesgos de padecer cáncer de próstata, el segundo tipo de cáncer más común en los hombres y que afecta a 25 de cada 100.000 en todo el mundo. La revista «Nature Genetics» recoge en su edición digital cuatro estudios que analizan estas nuevas variantes genéticas.

Dos de los estudios, liderados por Rosalind Eeles, del Instituto de Investigación del Cáncer de Reino Unido, y Julius Gudmundsson, de la empresa «deCODE» en Islandia, identificaron ocho localizaciones genéticas relacionadas con un aumento del riesgo de padecer cáncer de próstata. Además, los científicos identificaron dos nuevas variantes en 8q24, que confieren el riesgo de cáncer de próstata. Una de sus áreas se ha asociado con el cáncer de mama, de colon y de vejiga. A pesar de que esta región no contiene genes codificadores de proteínas conocidos, el encogen MYC está localizado próximo a esta región. En el proyecto se analizaron los genomas de miles de hombres con cáncer de próstata y participaron investigadores españoles de los Institutos de Ciencias de la Salud y Nanotecnología de Aragón, el Hospital Universitario Lozano Blesa de Zaragoza y el Hospital Reina Sofía de Tudela.

IMPORTANCIA DEL 8q24

El equipo dirigido por Douglas Easton, de la Universidad de Cambridge en Reino Unido, realizó un análisis integral de 8q24 e identificó dos nuevas regiones asociadas con el riesgo de sufrir un cáncer de próstata.

Por su parte, el trabajo de Meredith Yeager, del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, también identificó, aunque de forma independiente, una de las nuevas variantes de riesgo en 8q24, al igual que el equipo liderado por Douglas Easton.

Como conclusión general, los estudios enfatizan la necesidad de intensificar la investigación en la localización del 8q24, ya que futuros descubrimientos serán relevantes para múltiples tipos de cáncer.

Fuente: MadriMasd

No hay comentarios.: