"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

lunes, 10 de agosto de 2009

Valdecilla ofrece un novedoso tratamiento individualizado

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (HUMV) está llevando a cabo unos novedosos tratamientos individualizados a los pacientes con cáncer de colon, fruto de los estudios de la unidad de Patología Molecular que dirige el doctor Javier Gómez Román.

Este grupo, perteneciente al Departamento de Anatomía Patológica, realiza una labor de investigación traslacional, aplicando los resultados genéticos que obtienen en el laboratorio a la asistencia clínica.

El doctor Gómez Román ha explicado que llevan más de un año realizando análisis moleculares en colaboración con el Servicio de Oncología médica para determinar si los pacientes tienen una mutación del oncogén K-ras y ofrecer, de esta forma, un tratamiento "específico y eficaz" a partir de los datos obtenidos en el laboratorio.

Gracias a este trabajo, Valdecilla ha sido el primer hospital público en España en incorporar de forma rutinaria y asistencial la detección de mutaciones en el oncogén K-ras, uno de los responsables del cáncer de colon, lo que permite al especialista la aplicación de fármacos específicos según el resultado. "Estos análisis moleculares serán el futuro de todos los tratamientos oncológicos, los llamados tratamientos a la carta", subrayó en un comunicado el responsable de esta unidad.

DISMINUIR LOS EFECTOS SECUNDARIOS

Señaló que, hasta hace poco tiempo, en el ámbito médico no se distinguía la huella genética de un cáncer a la hora de atender al paciente, por lo que no todos respondían igual de bien al tratamiento quimioterápico administrado.

A través de la investigación molecular de los tejidos tumorales en centros como Valdecilla y a la localización de mutaciones específicas, se ha dado "un paso muy importante" en este campo, determinando que, esta enfermedad, "debe tener un tratamiento individualizado en función de los análisis y los genes que actúan". "Dos individuos con el mismo cáncer no tienen por qué recibir idénticos fármacos. Ahora, el componente genético de cada tumor es un factor clave", recalca el experto.

De acuerdo a los estudios que se han llevado a cabo, las personas en las que se detecta el oncogén K-ras y no presentan en él una mutación activadora pueden beneficiarse de un tratamiento con nuevos fármacos dirigidos expresamente contra esa ruta molecular, como los anticuerpos frente al receptor del factor de crecimiento epidérmico o los inhibidores de la actividad tirosin-kinasa. Sin embargo, los pacientes con dicho tipo de mutación no deben recibir tratamientos dirigidos, ya que sería ineficaz.

"Hemos conseguido estratificar a los pacientes a la hora de suministrar los fármacos. Con esta individualización, logramos no sólo aumentar la calidad de los resultados, sino también disminuir los efectos secundarios, evitando la alta toxicidad y el administrar medicamentos agresivos innecesarios", explicó el doctor Gómez Román.

CÁNCER DE MAMA Y DE PULMÓN

Además de las investigaciones realizadas sobre el cáncer de colon, el equipo de Patología Molecular de Valdecilla también está centrado en el de mama y pulmón.

En caso de éste último, ya existen evidencias de que este tumor presenta, en ciertos casos, mutaciones específicas en el gen EGFR, lo que permitiría inhibirlo con un tratamiento concreto. Actualmente, se está trabajando para incorporar esta determinación a la asistencia de los pacientes con cáncer de pulmón, al igual que ha ocurrido en el caso de colon.

Además, dentro del ámbito de los tumores pulmonares, el equipo del doctor Gómez Román también está participando en el proyecto Oncnosis junto con otros centros de toda España. Su objetivo es identificar cierto tipo de moléculas, denominadas marcadores diana, con valor diagnóstico y terapéutico para luego trasmitir este conocimiento a nivel asistencial.

En lo referente al cáncer de mama, el departamento lleva muchos años investigando su componente molecular para trasladar los hallazgos a la rutina hospitalaria. En concreto, se trabaja de manera habitual en el oncogén Her2neu, que se presenta en algunas pacientes de forma amplificada, y frente al cual ya existe un fármaco específico, el Herceptin, que actúa exclusivamente en este tipo de tumores.

"Hoy por hoy, en los casos en los que exista tratamiento específico, ya no deberíamos admitir un diagnóstico genérico de cáncer que no incluya datos moleculares predictivos de respuesta a fármacos", concluyó Javier Gómez Román.

Fuente:EuropaPress

No hay comentarios.: