"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

lunes, 17 de agosto de 2009

Armas científicas contra el cáncer

Cáncer. Seis letras que se confunden con la muerte. Dos sílabas que se enredan entre el dolor y el llanto. Una palabra que se ha pronunciado millones de veces en el mundo y siempre se oye impregnada de desesperanza. Si tienes un familiar que genera miles de células malignas en su cuerpo, entenderás ese terrible nudo en la garganta que te hace temer por su vida.

Pero la ciencia te dirá lo contrario. Créelo, es la más terca aliada en esta lucha. Y así sea un cáncer inicial, intermedio o avanzado, el Perú ya libra cada día una interminable batalla en su contra.

La República recorrió los recodos del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), allí donde los accesos están restringidos y los investigadores utilizan nuestras cadenas de información genética como una de las armas más modernas en esta guerra declarada.

En el Laboratorio de Biología Molecular, los biólogos Martín Cruz y Keny Dongo se encargan de extraer el ADN de la sangre de los pacientes para detectar genes cancerígenos.

Biología molecular


“Antes usábamos un equipo denominado PCR convencional que solo decía si había o no genes alterados, y el resultado se obtenía en 3 o 4 días. Pero desde junio utilizamos un PCR en tiempo real que arroja conclusiones en 2 o 3 horas y es lo más moderno a nivel mundial”.

Así lo explica Cruz, tras revelar que esta tecnología permite conocer el tipo de cáncer, desde cuándo se desarrolla en el cuerpo, qué tan avanzado está y, por ende, el tratamiento más adecuado que debe seguir el paciente para su curación.

La prueba se podía realizar desde Perú en el extranjero por US$ 2,000. Pero ahora que el equipo ha llegado a nuestro territorio el costo se reduce entre 900 y 550 soles.

Agentes monoclonales


Sin embargo, el nudo en tu garganta sigue, ¿verdad? Aún duele saber que por más exactos que sean los diagnósticos, los vómitos, la caída del cabello y la baja en las defensas de tu ser querido serán inevitables cuando empiece el tratamiento contra el cáncer. Y eso te impide abandonar el llanto.

Los especialistas del INEN vienen trabajando en eso. Saben que los medicamentos neoplásicos atacan a las células malas, pero también a las buenas y esto genera esos terribles efectos secundarios.

Por eso, desde hace 8 meses se estableció la Central de Mezclas Oncológicas, donde los tratamientos para la quimioterapia vía endovenosa son elaborados allí en solo 15 minutos; y según el peso, la talla, la edad, el estadio de la enfermedad y las diferentes complicaciones de cada paciente.

La directora ejecutiva del Departamento de Farmacia, Emma Córdova, explica que su equipo de 12 químicos farmacéuticos aplican los anticuerpos monoclonales en las medicinas orales o intravenosas, las cuales actúan directamente en las células alteradas para mitigar así las molestias colaterales.

Ingresamos a esta central con los mismos trajes y máscaras para la manipulación de agentes contaminantes, que utiliza el personal que labora en esta área. Es que las soluciones con las que trabajan son tan fuertes que deben evitarse el contacto con la piel, cabello y fosas nasales. De lo contrario, podrían contaminar las medicinas; y, lo que es peor, sus propios genes podrían resultar alterados, provocando el aceleramiento de enfermedades o el nacimiento de bebés deformes. “Es por ello que los químicos farmacéuticos que laboran aquí si quieren tener hijos deben irse del centro por un año y las trabajadoras gestantes están prohibidas de ingresar”, agrega Córdova. Por suerte, aquí las condiciones de bioseguridad son extremas y no ha ocurrido un accidente que lamentar.

Directo en el tumor

A veces las ‘quimios’ y las cirugías son el primer paso, pero en el 75% de los casos se complementan con radioterapias para destruir las células cancerosas, según indica Gustavo Sarria, director de Control de Cáncer del INEN.

Lo malo, reveló, es que en el mundo esta técnica se utiliza en gran porcentaje para curar, mientras que Perú lo aplica en su mayoría para aliviar el dolor en neoplasias avanzadas. Lo cual demuestra que aún fallamos en prevención.

Este tratamiento se divide en dos: teleterapia con acelerador lineal o con bomba de cobalto (que administra la radiación desde afuera del tumor y puede irritar otras células sanas) y la braquiterapia (que irradia directamente el tumor para evitar el daño en áreas ajenas).

Esta última implicaba una hospitalización de 5 días y anestesia, pero actualmente este método se ha dejado solo para los tumores grandes. “Los casos menos complejos y sobre todo los cánceres de cuello uterino se hacen entre 7 y 30 minutos y con una leve sedación a través del Sistema Williamson”, detalla Alberto Lachos, médico asistente de braquiterapia.

Así, un cuerpo fino de acero inoxidable ingresa al tumor. “Y a través de una pantalla controlamos en qué puntos llevará la radiación y con cuánta intensidad. La braquiterapia funciona con fuentes de iridio-192, que es del tamaño de un grano de arroz, pero que expulsa una alta radiación. El paciente lo recibe solo una vez por semana”, afirma.

Así poco a poco se terminará el dolor. Desate ese nudo en la garganta porque la tecnología usada en el Perú ya está recabando todas las armas para ganar esta batalla. El cáncer no debe llevar por sombra las seis letras de la muerte. La ciencia nos dará la razón.

Datos

Banco de genes. El Laboratorio de Biología Molecular ha congelado hasta el momento 50 muestras de ADN y ARN, que podrán ser utilizadas en los siguientes 10 años. Este es el inicio de un futuro banco genético en el país.

Sobrevida. Con la aplicación de la radioterapia, la sobrevida en el estadio I del cáncer es del 95%, en el estadio II es del 80%, en el estadio III es del 30% y en el estadio IV es del 15%, asegura el especialista Gustavo Sarria.

Avances científicos en el mundo


Las ‘quimios’ pueden destruir gran parte del tumor, pero no las células madre, a partir de las cuales puede regenarse. Frente a ello, científicos del Instituto Broad de Boston y del Instituto de Tecnología de Massachusetts, Estados Unidos, descubrieron recientemente un posible tratamiento para combatir las células madres cancerígenas, causantes en el mayor de los casos de los tumores en humanos.

Investigadores españoles demostraron la eficacia de un nuevo fármaco antitumoral. Se trata del minerval, el cual regula la composición de la membrana de la célula tumoral, a tal punto que le impide su proliferación y posterior supervivencia.

Científicos del mismo país descubrieron, además, que el gen P35 es capaz de evitar que salgan adelante otras células dañadas.

Fuente:LaRepublica

No hay comentarios.: