"La práctica médica no entraña solamente tejer, entretejer y tener activas las manos, sino que debe inspirarse en el alma, estar plena de conocimiento y tener como componente preciado la observación aguda y minuciosa; todo ello, junto con los conocimientos científicos exactos, son los requisitos para que la práctica médica sea eficiente."
Moisés ben Maimón (1135-1204)

¡En venta!

Buscar en este blog

domingo, 21 de septiembre de 2008

Denuncian funcionarios por fraude

Este es un ejemplo de las cosas de las cuales deberíamos estar enterados y que sin embargo no lo hacemos..


Guadalajara, Jal., 2 de septiembre. La Comisión de Responsabilidades del Consejo del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara (UdeG) decidió por unanimidad pedir la inhabilitación de Víctor Manuel Rosario Muñoz y Susana Marcial Michel, funcionarios de esa casa de estudios, por considerar que están implicados en el desvío de por lo menos 2.5 millones de pesos que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) envió a la UdeG para pagar a investigadores.
Rosario Muñoz, quien fue secretario administrativo del CUCS en el periodo de los presuntos desvíos, detectados en octubre de 2007, y que constan en la averiguación previa 2693/2008, fue nombrado hace un par de días secretario académico del Centro Universitario del Sur, también dependiente de la UdeG. Durante un año fue jefe del equipo de asesores del vicerrector destituido el viernes, Gabriel Torres Espinoza.
Susana Marcial fue entre 2002 y 2005 coordinadora de finanzas del CUCS y actualmente ocupa una plaza administrativa en ese mismo centro universitario.
El rector del CUCS, Víctor Manuel Ramírez Anguiano, dijo que en octubre pasado él informó del supuesto fraude a la administración central universitaria –encabezada por el entonces rector Carlos Briseño y el vicerrector Gabriel Torres–, pero no se actuó hasta el 8 de mayo, cuando se presentó una denuncia ante la Procuraduría de Justicia estatal, pero la principal sospechosa, María del Carmen Garza Reyes, ex jefa de la Unidad de Presupuesto del CUCS, y su marido, César Falcón Morales (en cuya cuenta bancaria se habría depositado el dinero defraudado), ya habían huido.
A la pareja se le acusa de peculado, desvío y aprovechamiento indebido de atribuciones y facultades, falsificación de documentos, falsedad de declaraciones a la autoridad y administración fraudulenta.
La resolución de la Comisión de Responsabilidades del CUCS pasará al Consejo General Universitario de la UdeG, el cual determinará si procede la inhabilitación.

1 comentario:

Anónimo dijo...

jajajaja, es la ética de la formación de la universidad. Ni ellos mismos se respetan, jajajajajaja. Son pocos los honestos de esta pobre (Sin valores) universidad